Crecer con lo diferente

 

CRECER CON LO DIFERENTE

Hace ya, un tiempo, como consecuencia de la divergencia de opinión en cuanto a la actuación con alguno de los chicos, se está generando un clima de tensión y confrontación entre nosotros en  algunos casos. Creo que nadie tiene la verdad global y es la opinión de todos, con nuestra buena voluntad, la puesta en común y la asunción plena de lo que acordemos lo que dará lugar a la mejor decisión, que dará o no el resultado que esperábamos, porque la vida no se agota en nuestras decisiones. Es bueno que pensemos esto. 

 

“Un día un rey pidió a su criado que le acompañara a cazar. El criado preparó como siempre el almuerzo y cargó la escopeta. En el momento de ver una presa, el rey disparó y el arma, por algún fallo de la misma, explotó mal y le provocó un ligero rasguño al rey. El rey indignado, echándole la culpa al criado lo tiró a un pozo.

Regresando solo a casa, lo secuestró una tribu que vivía por la zona. Lo cogió para hacer un sacrificio humano a su dios. Cuando estaban a punto de matarlo, se dieron cuenta que tenía un rasguño,  no era puro, no estaba completamente sano. Requisito necesario para el ofrecimiento. Lo desataron y lo soltaron empujándolo de nuevo a la selva.

El rey recordó haber tirado a su criado al pozo por esto y arrepentido pensó en sacarlo y pedirle perdón. Así lo hizo. Cuando terminó de pedirle disculpas el criado dijo:

          No tiene porque pedírmelas. Las cosas son así. Si no me hubiera tirado al pozo hubiera sido yo a quien hubieran sacrificado.

 

A veces la vida se aprovecha de nuestras decisiones, buenas o malas para hacer lo que tiene que hacer. Lo que si debe primar es nuestra buena voluntad y comunión.

 

“Volemos como águilas para “intentar” entender mejor la vida y no piquemos sólo como polluelos a ras de tierra, sin más horizonte que los granos que tenemos delante”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *