Poder es servir

PODER ES SERVIR

Quizás los años de servicio, nuestra experiencia o lo contrario nuestra inexperiencia o inseguridades nos haga situarnos cara a los chicos de una forma algo errática, nuestra forma de ser, nuestras disciplinas y nuestra concepción del orden establecido. Estos días se nos ha presentado, seamos creyentes o no una visión muy clara y concreta de posicionamiento en cuanto al “otro”.

 Jesús, al que muchos llaman, el Maestro, (maestro que ocupa un rol superior en la relación ente las personas, considerado sabio por sus conocimientos), Jesús, “el Señor” (y ser señor significa ser respetado, obedecido, adulado y atendido en todo), Jesús, considerado como el hijo de Dios, y es más, el mismo Dios, (alguien todopoderoso, de quien dependemos y de quien estamos en sus manos) bien pues este Jesús, considerado esto y mucho más, el día que intuía su muerte, se arrodilló y les lavó los pies a sus amigos, a los que le reconocían en todo lo que hemos dicho antes…

 De aquí sólo podemos sacar una lección, cualquier tipo de poder, de rango o categoría que en teoría me supone por encima del “otro” encuentra su justificación en el “SERVICIO”,  y aunque los filósofos no hayan establecido este silogismo, Jesús lo hace patente, PODER ES SERVIR.

 “… Si Yo al que consideráis, que me llamáis Maestro, Señor, Dios, etc., etc. hago esto con vosotros, es para enseñaros lo que vosotros, cuando se os reconozca, se os dé una autoridad, un poder, sepáis que debéis de hacer, como debéis de usarlo…”

 ¿Y nosotros, cómo usamos nuestra capacidad de poder con los chicos que nos da el rol de ser educadores?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *