NUESTRA IDENTIDAD

La Salle

La Salle es una entidad implantada en casi un centenar de países que se dedica a la educación. Los centros La Salle reciben su nombre de San Juan Bautista de La Salle, quien finales del siglo XVII, se asoció con unos maestros para mantener escuelas dedicadas a los niños pobres. Con ellos fundó el Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas. Todo centro La Salle fundamenta su acción educativa en la concepción cristiana de la persona y del mundo; y participa de la misión evangelizadora de la Iglesia Católica. Tiene como prioridad la atención a las necesidades reales de las personas y de la sociedad para servir a todos, especialmente a los pobres y necesitados.

Los Centros La Salle instruyen y educan con miras a que cada educando salga dotado de todo lo necesario para vivir como persona, y para ello contribuyen a la formación integral de los niños y los jóvenes mediante la entrega generosa de sus educadores y siguiendo el carácter propio de actuación de la misión lasaliana.

 “Todos los Lasalianos hemos de dar pasos, cada uno desde sus posibilidades, y todos a una, para ser más “atrevidos” y más creativos, ser un poco más para los demás y, en especial, con quienes más nos necesitan. Los derechos de los niños, la atención a jóvenes en situación de riesgo y a los alumnos con claras carencias afectivas, culturales, educativas, económicas…, la inmigración y tantas otras realidades que conocemos, requieren iniciativas educativas alternativas, generosas y efectivas”

I Asamblea para la misión, Informe, 2 “Al servicio de los más necesitados”

 

Identidad

Nuestra PROYECTO tiene como finalidad ofrecer a los adolescentes y jóvenes que vienen a él

– Un ambiente acogedor en donde se encuentren un clima de seguridad, pertenencia y amor, a fin de que pueda darse en ellos una buena evolución afectiva, tan primordial para ellos.

– Una acogida personal y personalizada, donde encuentren, por parte de sus educadores, una aceptación de todo lo que son y tienen, y una confianza en lo que pueden llegar a ser.

– Un clima de sinceridad y honradez, donde se eviten sentimientos de culpabilidad, engendradores de miedo, hostilidad e hipocresía, y se cultiven los sentimientos de hermandad, compañerismo y amistad, engendradores todos ellos de esperanza y alegría de vivir.

– Un ambiente en donde la interculturalidad y la interreligiosidad, sean la meta de todos nuestros esfuerzos. – Una formación y preparación, lo más completa posible, para su futura integración e inserción en la sociedad.

– Una atención reparadora (sanadora) de los miedos, recelos o inquietudes negativas que la figura del adulto pueda haber infringido.

Este proyecto quiere ser un camino que posibilite la plena normalización en la vida social y en el mundo laboral de adolescentes y jóvenes entre 12 y 18 años.

El modelo educativo es el acompañamiento personal para que asuman todas las responsabilidades en cuanto a la gestión de su vida, negociando los procesos, pactando los cambios, diseñando con cada uno de ellos una forma de vida diaria dirigida a lograr la capacitación personal. Se está a su lado, siendo accesible pero dejándoles ser protagonistas de su propio proceso. En eso consiste el acompañamiento. Se trata de ir delegando en ellos la autoría de sus días para que puedan aprender de sus fracasos y también de sus éxitos. Las lecturas de estas experiencias las hacen junto al equipo educativo, que deberá reforzarles el intento y reorientarles si es necesario.

MISION

Atender y comprender las necesidades de los adolescentes y jóvenes entre 12 y 18 años que se han visto privados de una atención familiar y social adecuadas que les dificulta adquirir las habilidades necesarias de cara a conseguir la plena autonomía e integrarse en la sociedad de la mejor forma para ser feliz, proporcionándoles una alternativa socio- educativa, una educación integral, un clima de hogar que les haga sentirse acogidos, aceptados y amados, siguiendo el carácter propio de la misión lasaliana.

VISION

El centro de acogida de menores “Comunidad Projecte Obert” es reconocido por la profesionalidad de sus miembros, por su nivel de compromiso ético con la institución y su contribución a la sociedad. Está preparado para conjugar la historia de la institución a la que sirve con las nuevas necesidades de su entorno, destaca por su participación activa en procesos de mejora continua y su afán de superación, distinguiéndose en el marco de los servicios sociales como marca de calidad.

VALORES

1.- Al servicio de la persona El centro “Comunidad Projecte Obert” es un ámbito de desarrollo de las personas, de todas sus potencialidades, tanto en su dimensión individual como social.

2.- Con una propuesta de Valores Dicha propuesta se concreta en los siguientes valores: la responsabilidad, la creatividad, la justicia, la convivencia, la interioridad y la trascendencia.

a.- Suscita la responsabilidad Los adolescentes encuentran oportunidades para ejercer su responsabilidad: fidelidad a la palabra dada, trabajo personal, participación en la vida residencial, desarrollo de hábitos de orden y puntualidad…

b.- Desarrolla la creatividad. Contribuimos al crecimiento personal estimulando la capacidad de creación, de iniciativa y de ver las cosas de forma diferente.

c.- Estimula la convivencia. Impulsamos la aceptación mutua, el trabajo en equipo, las relaciones fraternas, el respeto de las opiniones y de toda creencia, idea o costumbre.

d.- Promueve la justicia. Cuidamos de modo especial que los menores aprendan juntos a tomar conciencia de las injusticias sociales y a comprometerse en favor de una sociedad más justa y fraterna. Queremos insistir en la importancia de la ecología, la paz, los Derechos del Niño y la cooperación desinteresada para el logro del bien común.

e.- Cultiva la interioridad. Para el desarrollo de la interioridad, potenciamos la autoestima; la expresión de las vivencias y sentimientos; la capacidad de empatía, admiración, sosiego y silencio; el deseo de autenticidad, el agradecimiento, la sinceridad y la reflexión. Con todo ello, queremos que el centro “Comunidad Projecte Obert” sea para nuestros chicos y chicas una experiencia feliz.

f.- Abre a la trascendencia. Optamos por un modelo educativo abierto a la trascendencia, dado que el Centro “Comunidad Projecte Obert” es de inspiración cristiana. Se propondrán a los Menores aquellas actividades que favorezcan la ínter religiosidad y la interculturalidad, según las circunstancias de los Menores y respetando su libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *