Mariposas

Un explorador armado de su sabiduría y estudios decidió dar una vuelta por el bosque, al apartar una rama vio un capullo algo rasgado y una mariposa dentro luchando por salir de allí, el explorador dada su experiencia y seguridad en sí mismo decidió ayudar a la mariposa a salir, pero al rasgar el capullo para abrirlo hirió las alas de la mariposa y esta nunca pudo volar. ….

Y nosotros, ¿desde qué posición servimos?. ¿Dejamos nuestras sabidurías y seguridades y nos metemos en el dolor del otro para entenderlo y trasformar juntos la realidad? ¿Sabemos acompañar?
 
Como decía un viejo sabio hindú …. “Confieso haberte ayudado, ¿podrás perdonármelo algún día?”
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *