CON CORAZÓN PARTIDO

 
 
 
 

Con el corazón roto, paso pesado,

he caminado …

Me despierto, salgo a luchar, busco mi propia suerte,

hago que cada instante de mi humilde vida cuente,

no quiero esconderme detrás de una cortina raída,

afronto los golpes aunque el mundo se me eche encima

sigo mi camino, no doy nada por perdido y sólo pido

tener fuerza para no morir sin antes haber vivido.

Quiero llegar al final, sabiendo que he hecho algo bueno,

quiero ser diferente al resto y que no me juzguen por ello.

Con cada paso, aun siendo en falso, sé que nunca he fracasado

porque si pierdo, al menos, lo hago habiéndolo intentado.

Y si he tropezado y he caído, he aprendido siempre algo,

no le he permitido a nadie que me diga que no valgo.

Muchas veces anduve a ciegas, se me cerraron las puertas

pero el miedo no me venció y encontré otras abiertas.

Vivir con los pies en el suelo es la clave “pa” tocar el cielo

y cada momento alegre es para mi un nuevo consuelo.

Vive, grita, ríe, no te rindas,

la vida es un camino de rosas con espinas.

Persigue tus sueños,

sueña la realidad,

encuentra tu verdad

y aun sintiéndote incapaz piensa que siempre podrás hacerlo.

Cada día es una nueva oportunidad para empezar de cero,

olvida los fantasmas del pasado y no les tengas miedo,

cada segundo, cada minuto es un reto que te ofrece la vida,

cada sonrisa, cada instante feliz es una mano tendida,

piensa que la vida es sólo un abrir y cerrar de ojos,

no dejes que al abrirlos tan sólo observen caminos cortos.

Deja tu orgullo aparte, no seas cobarde, mira hacia delante,

siempre habrá muros y tu puedes elegir sortearlos o chocarte,

el destino te cerrará caminos, te jugará malas pasadas

pero sino, esto no sería bonito, no aprenderías nada.

Iván

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *